TODOS CON VICTOR

Los familiares de Victor Ayala, un niño de 10 años, y vecino de Ansoáin que sufre desde hace cinco años de una enfermedad denominada FIRES (síndrome epiléptico por infección febril), catalogado como una enfermedad rara, han lanzado un llamamiento a la sociedad y medios de comunicación para que les ayuden a difundir su situación y la necesidad de fondos para sufragar los gastos de tratamiento de este menor.

Todo cambió hace cinco años, cuando el menor, Victor comenzó con unas fiebres muy altas y convulsiones epilépticas. Según relata la familia, las convulsiones se repetían, llegó a tener hasta 10 crisis en un sólo día, así que los médicos decidieron inducirle un coma barbitúrico, para que dejase de tener crisis. Pero, mientras Víctor estuvo en coma la enfermedad siguió avanzando y provocó graves secuelas neurológicas. La familia de Víctor pide por ello colaboración a la sociedad para poder continuar con el tratamiento a base de terapias estimulativas. Es un tratamiento muy caro (40€/hora) y dada la situación económica por la que pasa la familia no pueden pagarlo. Consiste en ejercicios de estimulación, entre los que se encuentra la equinoterapia (más información sobre equinoterapia).

“Víctor mejora mucho la función motora con estos ejercicios”, aseguran desde la familia que recuerdan que además“ existe un tratamiento en EE.UU a base de cannabidiol que reduciría sus crisis, pero es muy costoso”, por lo que actualmente Víctor “sigue un tratamiento a base de anti-epilépticos pero tiene un efecto rebote, con lo que no consiguen frenar las convulsiones”.

Virginia Fernández, la madre de Víctor ha asegurado que “la curación total es muy improbable pero sí se ha comprobado que con terapias de estimulación mejora mucho”, y ha hecho un llamamiento a colaborar, que puede ser de varias maneras.